Problemas de atención y/o concentración                     con o sin hiperactividad (TDAH)

 

 

 

Problemas de concentración.

 

Es necesario hacer una valoración psicológica adecuada para decidir si el pequeño no adquiere el nivel exigido para su edad y poder ayudarle a entrenar las habilidades necesarias que le facilitarán el aprendizaje en otras áreas. Las capacidades cognitivas, tales como la atención, la memoria, etc; son susceptibles de entrenarse mediante un trabajo frecuente con el niño o la niña, siempre en función de las necesidades propias de cada caso.

 

 

Niños movidos o inquietos.

 

Algunos niños y niñas parece que necesitan moverse continuamente, no son capaces de controlar este comportamiento y esto le ocasiona problemas con su entorno. Esto también puede dar lugar a problemas en las relaciones con el entorno, cuando el niño no entiende por qué los demás se quejan de algo que para él es lo normal: moverse.

 

En estos casos, la labor del psicólogo infantil consiste en estudiar las conductas problemáticas y tomar una decisión respecto a la necesidad de intervención psicológica con el niño determinando si se trata de un problema de conducta, si es parte de su forma de ser o puede ser un trastorno.

 

En cada caso y en función del grado de interferencia en la vida del niño se hará una propuesta de tratamiento psicológico infantil.

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
Rambla Prim 156, local, junto a Gran Via de les Corts Catalanes. 08020. Barcelona. © Psicoemas Servicios de Psicología. Telf: 645.10.95.00.